Tres formas divertidas de reciclar

Enviado por unomastrador el Mar, 05/05/2015 - 18:44
Tres formas divertidas de reciclar

Enseñarle a tus amigos y familiares a reciclar es muy fácil si intentas hacer este tipo de objetos con materiales que ya no usan en sus casas. 

1. Puff con retazos

Primero debes agrupar un buen número de botellas plásticas y disponerlas de forma tal que unidas se asemejen a un círculo. Debes pegarlas y asegurarlas con cinta. Con láminas de cajas de cartón que ya no uses, haces dos círculos que servirán como base del puff, los unes a las botellas con cinta en la parte de arriba y abajao y con espuma o un material blando, comienzas a cubrir la maqueta que hiciste con las botellas y el cartón. Esta espuma puedes pegarla con ganchos de cosedora o con hilo. Cuando quede cubierta completamente, puedes utilizar pequeños pedazos de tela de alguna prenda que ya no uses y de esta manera le darás la terminación que más te guste. 

2. Papeleras con cajas de cartón

Las cajas que vamos a usar, deben tener su tapa o debemos crearlas con sobrantes de láminas de cartón. Una vez que las tengamos, vamos a dibujar la caricatura favorita de los niños. Al hacerlo, vamos a dibujar la boca del personaje pero abierta, esta a su vez, la vamos a recortar lo suficiente como para que los niños puedan depositar los residuos por medio de esta. Al finalizar, pintamos la tapa y la caja de acuerdo al motivo elegido y las disponemos en diferentes lugares de la casa. De esta manera, lograremos que se animen a depositar la basura en su lugar mientras aprenden a reciclar.

3. Juego de bolos 

Para este juego usaremos envases plásticos de yogur vacíos y sin tapa, les pondremos en la boquilla, una pelota de pin pon que fijaremos con silicona y algunas tiras de papel periódico para darle textura a los pinos. Al tener los objetos asegurados con silicona, procederemos a pintarlos y a personalizarlos como más le guste a los niños. Finalmente conseguiremos una pelota de goma que tenga suficiente fuerza para tumbar los pinos y tendremos un juego 100% reciclable y hecho en familia.